viernes, 13 de agosto de 2021

El modelo económico que queremos los peruanos


"Economía Social de Mercado" es algo que ha sido repetido muchísimas veces por los políticos, los medios de comunicación y seguro también en muchas de las conversaciones de todos los peruanos últimamente. El análisis y juicio de nuestro actual modelo económico fue uno de los principales temas del último proceso electoral. Pero, ¿qué es exactamente una Economía Social de Mercado? ¿Refleja la realidad peruana este modelo económico?

El término Economía Social de Mercado (ESM), o Soziale Marktwirtschaft en alemán, fue usado por primera vez por Alfred Müller-Armack, para describir un modelo económico concebido en la República Federal Alemana después de la segunda guerra mundial. Al principio fue un modelo muy controversial, pero rápidamente obtuvo gran aceptación al ser asociado a la recuperación económica de Alemania en los años 50 y 60.

En sus inicios, la ESM fue una idea del partido democratacristiano, un partido político de centro derecha que lideró el gobierno federal alemán de 1949 a 1969. Sin embargo, la Economía Social de Mercado también ha tenido influencias de la socialdemocracia –que es de centro izquierda– en su concepción actual. Este modelo es entonces el resultado de una suerte de compromiso bipartidista con el cual se buscó balancear los objetivos económicos que priorizan la derecha (crecimiento económico, baja inflación) y la izquierda (bajo nivel de desempleo, buenas condiciones laborales). Aunque la ESM se hizo popular primero en Alemania, sus principios fueron luego tomados por otros países de Europa.

En líneas generales, se puede decir que la ESM descansa en 3 pilares:

(1) El libre mercado. Lo que incluye, entre otros, el libre comercio, la propiedad privada y la libre formación de precios; todo esto limitado por restricciones básicas como la regulación antimonopolio.

(2) Un régimen laboral sin intervención estatal. Esto significa que las condiciones mínimas de trabajo no serán fijadas por el Estado, sino por medio de contratos colectivos de trabajo entre los trabajadores y los empleadores –lo cual exige fuertes y responsables sindicatos. En Alemania y Austria, por ejemplo, no existe sueldo mínimo universal definido por alguna norma legal, el sueldo mínimo puede cambiar dependiendo del rubro, empresa o lugar.

(3) Un fuerte sistema de seguridad social. Es decir, un sistema universal que llene los vacíos que el libre mercado pueda dejar, incluyendo pensión de jubilación, seguro de salud y seguro de desempleo –el tercer pilar evidencia la influencia de la socialdemocracia al acercar este modelo al Estado de bienestar (más conocido como welfare State), del cual Alemania es uno de los principales ejemplos.

Teniendo una clara definición del modelo de ESM, cabe preguntar si es en efecto este el sistema que tenemos en el Perú. La Constitución del Perú indica en el artículo 58:

"La iniciativa privada es libre. Se ejerce en una economía social de mercado. Bajo este régimen, el Estado orienta el desarrollo del país, y actúa principalmente en las áreas de promoción de empleo, salud, educación, seguridad, servicios públicos e infraestructura."

Este artículo claramente hace referencia a la ESM como un modelo en el que el Estado tendrá un rol limitado. Sin embargo, la definición de la constitución peruana es diferente a la versión original de la ESM en cuanto al régimen laboral. El artículo 24 clarifica queLas remuneraciones mínimas se regulan por el Estado […]”, aunque con la participación de los gremios de trabajadores y organizaciones de empleadores. 

Analizando la realidad del Perú a través de los 3 pilares que definen la ESM, está claro que solo el primero rige actualmente. Nuestro régimen laboral tiene una fuerte intervención estatal, evidenciado en el sueldo mínimo fijado por el gobierno, lo cual, paradójicamente, está reglamentado en el artículo 24 de la constitución. Así mismo, los servicios de seguridad social del Estado no alcanzan a una buena parte de la población y tienen serios problemas de eficiencia. No se puede decir entonces que en el Perú exista un modelo económico como el de ESM. En todo caso, se puede explicar que aunque se busca este modelo como ideal, nuestra realidad refleja solo una ESM incompleta debido a un problema de aplicación.

Una vez entendida la ESM y comparada con la realidad peruana, surge la pregunta de si es este u otro el modelo que queremos los peruanos. Al respecto, este artículo no puede sino invitar al lector a considerar el tema, formar una opinión y exigir a las diversas fuerzas políticas hacer lo mismo. Quizá entonces, para las próximas elecciones, podamos tener un debate más centrado y coherente que el de las últimas elecciones presidenciales sobre cuál es el modelo económico que queremos los peruanos.


Esta es la versión publicada en El Peruano el 3 de septiembre del 2013:
El Peruano - Suplemento Jurídico.pdf

domingo, 28 de septiembre de 2014

Izquierda, Centro y Derecha: encuesta en Trujillo

Antes de entrar a una clase de filosofía en la primera universidad a la que asistí, en Trujillo, conversaba con la profesora sobre las entonces cercanas elecciones presidenciales 2006. Mi profesora argumentó que “la izquierda nunca ha ganado unas elecciones en Perú”. Yo no estaba de acuerdo con su argumento y para cuando la conversación terminó, me había dado cuenta por primera vez que en el Perú no se sabe con exactitud qué partido o candidato es de izquierda o de derecha.

Con esta idea en mente, hace unos meses, Birú llevó a cabo junto con la empresa Pandora* una encuesta en Trujillo sobre este mismo tema. La encuesta utilizaba una escala con seis opciones: (1) extrema izquierda, (2) izquierda, (3) centro izquierda, (4) centro derecha, (5) derecha y (6) extrema derecha. La idea era averiguar las preferencias políticas de los participantes, estudiantes universitarios de 3 universidades trujillanas, la Universidad Privada del Norte (UPN), la Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO) y la Universidad Nacional de Trujillo (UNT). Es importante recalcar que la encuesta es sobre la percepción que los participantes tienen de la izquierda, la derecha y el centro políticos, pues ninguna de las seis opciones tenía una descripción. Los resultados son los siguientes.

A la pregunta ¿con cuál de los siguientes perfiles políticos se identifica más?, un 39% respondió centro izquierda o centro derecha, mientras que un 17% izquierda y un 26% derecha. Un pequeño 5% se identificó con las opciones de extrema izquierda y extrema derecha, mientras que 13% no respondieron. Estos resultados son parecidos a los que obtuvo una encuesta a nivel nacional urbano del diario La República, que preguntó "¿en qué tendencia política cree que se encuentra usted?" Los participantes se dividieron entre izquierda 10%, derecha 11%, centro 38% y ninguna 41%(1).

Esta encuesta, al igual que la llevada a cabo por Birú, era con respuesta asistida. Es decir, la respuesta tenía que ser una de las opciones dadas. Lo importante de estas encuestas, me parece, es que los peruanos parecemos preferir el centro político en vez de la izquierda o la derecha, y quizá que hay una ligera preferencia por la derecha frente a la izquierda(2).

Las opciones de "centro izquierda" y "centro derecha" son representadas en conjunto como "Centro".
Elaborado por Pandora.

La pregunta ¿se identifica más como un liberal o conservador? se dividió en dos. En cuanto a lo económico: 44% conservadores, 47% liberales. En cuanto a lo social: 40% conservadores, 52% liberales. Ligera ventaja para las posiciones liberales, pero difícil sacar conclusiones de estos porcentajes para temas específicos (por ejemplo: liberalización comercial, las empresas estatales, el rol del Estado en salud o educación, la unión civil).

Elaborado por Pandora

Los medios de comunicación son percibidos como de derecha. Tanto los escritos: El Comercio (35%), La República (31%) y La Industria (35%). Como los de televisión: América TV (42%), Canal N (37%) y RPP TV (32%). El porcentaje de estudiantes catalogando cualquiera de estos medios como de izquierda, no pasó el 10% en ningún caso.

Más interesante quizá es que de los partidos y líderes políticos incluídos en la encuesta, casi todos, son percibidos como de derecha. La excepción es el Presidente Humala (izquierda 28%) y su Partido Nacionalista Peruano (izquierda 27%).

Elaborado por Pandora.

[Una última observación en cuanto al gráfico "Partidos y líderes políticos", parecería que mi profesora de filosofía podría haber tenido razón, al menos hasta que llegó el Presidente Humala a la presidencia.]

¿Cómo se compara esto con la polítca en otros lugares? Definitivamente un estudio comparado tendría que ser algo mucho más amplio de lo que este pequeño artículo pretende abarcar, pero en general, el que la mayoría de peruanos prefieran el centro no es nada raro. En las elecciones presidenciales estadounidenses, en los últimos 25 años, el ganador es el candidato que consigue los votos de centro. La evidencia de esto es que en los últimos años el Presidente en ejercicio repite el plato con un segundo mandato ya que su contricante tuvo que radicalizar su posición para ganar las elecciones primarias de su partido, ya sean demócratas (izquierda) o republicanas (derecha).

En cuanto a que la política es mal vista en el Perú(3), esto tampoco es algo inusual en el mundo. En Italia, un país donde el voto de protesta también es considerable(4), el comunicador Mazzoleni y la politóloga Sfardini publicaron el 2009 un libro llamado "Politica Pop". La tesis central del libro es que la política deja de ser puramente el manejo del poder y pasa a ser una especie de entretenimiento, donde, en democracia, los candidatos se esfuerzan por conseguir tiempo en los medios de comunicación sin importar mucho el mensaje(5). Lo importante sería el ser mediático y no las propuestas o la ideología, es decir la política. Quizá por eso nos importa poco si votamos por la izquierda o la derecha en el Perú. Nuestro debate más importante, lamentablemente, es cuál es el mal menor(6)(7).


*******

FICHA TÉCNICA: Encuesta llevada a cabo por la empresa Pandora entre el 30 de mayo y el 15 de junio del 2014 en la ciudad de Trujillo. Participantes: 300 estudiantes (UPN, UPAO y UNT). Encuesta realizada al azar en las sedes principales de las universidades en diferentes días. Margen de error 5.66%, con un nivel de confianza de 95%.


*Pandora es una empresa de marketing, publicidad e investigación de mercado que realizó la encuesta sin obtener ganancia alguna, por lo que le estoy muy agradecido a ella y a Bernardo Alva, el cerebro de Pandora. Los invito a visitar su página de Facebook: https://www.facebook.com/pandora.trujillo?fref=ts. Esta empresa ha trabajado antes con encuestas políticas, como los sondeos electorales que hizo sobre las campañas para la alcaldía de Trujillo y Huanchaco: http://pandoramarketingypublicidad.blogspot.com/.


*******

Notas


(2) En otra encuesta del diario La República, que cubrió solo Lima, un 18% se identificaron con izquierda o centro izquierda, 30% con centro y 41% con derecha o centro derecha (http://www.larepublica.pe/29-06-2014/con-54-castaneda-lidera-intencion-de-voto-para-elecciones-municipales-en-lima).

(3) No creo que un peruano necesite evidencia de esta afirmación, pero por si fuera necesario: según una reciente encuesta de Datum, un 41% de limeños estarían dispuestos a votar por un candidato sobre el que está demostrado que roba, pero pues hace obra (http://diario16.pe/noticia/52455-el-41-personas-votaria-un-candidato-que-roba-pero-hace-obras). No pretendo saber qué es exactamente lo que piensan este 41% de limeños, pero entiendo que el votar por un candidato así es porque se piensa que el resto de candidatos también roban, todos roban, y entonces pues al menos se vota por quién, además de robar, haga también algo bueno (una visión pesimista de la política).

(4) El partido del comediante Beppe Grillo, aunque él y el resto de miembros prefieren llamarlo un movimiento, obtuvo un 9% en las últimas elecciones municipales italianas (http://www.nytimes.com/2012/05/19/world/europe/caustic-comedian-alters-italys-political-map.html?pagewanted=all) y 25% en las siguiente elecciones parlamentarias (http://www.economist.com/news/leaders/21572763-how-beppe-grillo-and-silvio-berlusconi-threaten-future-italy-and-euro-send), que es efectivamente una elección para el gobierno en un Estado con un sistema parlamentario como el italiano. 


(6) Esto viene pasando ya en dos elecciones presidenciales, cuando un número considerable de peruanos entendían la segunda vuelta presidencial como una elección del mal menor. Una dicotomía entre sida y cáncer, dijo Vargas Llosa en la última elección presidencial (http://elcomercio.pe/politica/gobierno/vargas-llosa-compara-ollanta-humala-keiko-fujimori-sida-cancer-noticia-290414).

(7) El periodista Augusto Álvarez Rodrich piensa que el mismo caso se presentará el 2016 (http://www.larepublica.pe/columnistas/claro-y-directo/los-previos-del-2016-28-09-2014).